Historia del Bingo

El juego del bingo tiene una larga historia a sus espaldas, así que ponte cómodo si no quieres perderte detalle de como ha surgido y evolucionado este increíble juego. Todo comienza en Italia hacia el año 1530. Progresivamente, el juego va tomando modificaciones y evoluciona a través de las fronteras europeas. Posteriormente, tiene su primera aparición en América, además, por todo lo alto. Llega al continente americano y se implementa como un juego típico durante la celebración del carnaval en el siglo XX, conocido en aquel entonces bajo el nombre de «beano». Si algo parece claro, es que no importa la época ni el lugar donde se juegue al bingo, la alegría y la emoción que desprende entre los jugadores es la misma en todo el mundo.

Historia del Bingo en Europa

Historia-del-BingoItalia es la cuna del bingo. Durante sus primeros años, aparece en forma de Lotería nacional, «Lo Giuoco Lotto Italia«. Por esta razón, los italianos han sido los responsables de marcar su desarrollo desde el principio. Desde entonces, se ha jugado ininterrumpidamente, en cualquier lugar, hasta el día de hoy.

Puede ser difícil de imaginar, pero la Lotería que se celebró aquella noche del sábado de 1530 fue increíblemente similar a lo que hoy conocemos como bingo de 90 bolas. Los jugadores disponían de cartones con varias filas, los números ganadores se extraían de un saco y se cantaban, al mismo tiempo, los jugadores trataban de emparejar sus números. A finales de la década de 1770, la Lotería se vuelve tan popular que cruza sus fronteras por primera vez, extendiéndose a Francia como «Le Lotto». Los franceses establecen pequeñas variaciones en cuanto al método de juego. Modifican los cartones del bingo hacía un estándar de 3 filas y 9 columnas, igual que los usados actualmente para el bingo de 90 bolas.

¿Lo sabías? Todavía es común encontrarse con variantes del bingo en las escuelas, ya que resulta un método muy eficaz para que los más pequeños aprendan los números y el vocabulario. Cuando la Lotería llega a Alemania en el siglo XIX, el juego se comienza a utilizar también como herramienta de aprendizaje para niños, con el fin de enseñar cualquier cosa, desde números hasta adjetivos. Incluso se lanzó una variante en formato juego de mesa con una función exclusivamente educativa, para enseñar las tablas de multiplicar. Pero no se quedó ahí. A partir de esta idea se crearon otras variantes como el bingo para enseñar a deletrear o el bingo histórico.

En Pensilvania, en EEUU, se utilizó el bingo como método de recaudación de fondos para la iglesia y se hizo increíblemente popular entre los parroquianos, hasta el punto de que se quedaban sin combinaciones para jugar y tuvieron que recurrir a un famoso matemático americano que creó más de 6.000 cartones de bingo.

Historia del Bingo en el Reino Unido

El Bingo entra en el Reino Unido en el siglo XIX, más o menos al mismo tiempo que en Alemania. Se instala en el país con tanta fuerza que, hasta día de hoy, sigue siendo uno de los juegos más populares. Aunque los británicos no modifican demasiado el método de juego, son los responsables de crear una tradición actualmente conocida como Bingo Lingo. Bingo Lingo es el nombre que se les otorga a las frases más populares, conocidas entre los jugadores, que se utilizan a la hora de cantar ciertos números durante el transcurso de la partida. Está tradición está impregnada de historia y, en gran parte, su origen proviene de la jerga Cockney y de las rimas que se empezaron a utilizar entre los jugadores de esa área londinense.

Cockney es el nombre que reciben las personas que habitan en los barrios más humildes del East en de Londres. A partir de aquí, con el paso del tiempo cada país ha ido ingeniando sus propias frases para referirse a un número determinado. En España, por ejemplo, al número 4 también se le conoce como “la cama”, o el número 33, que es comúnmente conocido “la edad de Cristo” entre los jugadores del bingo. Así como muchos otros.

Los mayores ganadores de la historia del bingo

Todos los jugadores tienen sus altibajos cuando juegan al bingo. Algo completamente normal teniendo en cuenta que es un juego que depende totalmente del azar. Si estás buscando un poco de inspiración, a continuación, te contamos algunas anécdotas sobre las mayores victorias del bingo de todos los tiempos:

Historia de los Récords Mundiales de Bingo

El bingo ha sido el culpable de una inmensa cantidad de historias y anécdotas épicas a lo largo de los siglos. Como consecuencia, esto lo ha llevado a establecer varios récords mundiales a lo largo de su historia. ¡Vamos con los más impactantes!

El Bingo a día de hoy

bingo-historiaEl bingo actualmente es uno de los juegos más populares del mundo. Los millones de jugadores activos lo demuestran. Es un juego tan fácil de jugar que se considera apto para todos los públicos. Además, es una gran oportunidad para reunir a un gran número de gente y disfrutar de un buen rato en compañía.

Se juegue en una sala física u online, la diversión está asegurada. Los participantes dependerán del factor suerte durante el sorteo. Cabe también destacar la velocidad con la que se desarrollan las partidas, propiciando mayor dinamismo en el juego, sobre todo si se juega a la variante de 30 bolas.

El bingo es disfrutado por jugadores de todo el mundo, tanto en línea como presencialmente. Malta e Italia son dos países que cuentan con una larga historia de bingo a sus espaldas. Por esta razón, es común que los sábados o domingos por la noche algunos pueblos locales organicen sesiones de juego y disfruten en comunidad.

Los organizadores preparan sus salas colocando en ellas largas mesas y sillas. Los asistentes se acomodan, el locutor de bingo comprueba que el micrófono funciona correctamente y tanto jóvenes como adultos disfrutan de un atardecer en compañía mientras juegan varias rondas de bingo de 90 bolas. ¡No hace falta esperar demasiado para que los jugadores se vengan arriba y comiencen a cantar Bingo!

El surgimiento del Bingo online

La primera partida de bingo en línea fue en el año 1996, mediante un juego gratuito llamado «Bingo Zone». Desde entonces, se han ido introduciendo innovaciones en el juego que han derivado en una gran cantidad de variantes de bingo, con presencia tanto en páginas webs como en aplicaciones para móviles. A día de hoy, el número de jugadores de bingo en línea sigue en aumento. ¡Y es que nunca antes había sido tan divertido, dinámico y seguro!

La existencia del bingo online permite que cualquier persona con conexión a internet, pueda disfrutar de una partida de bingo desde el salón de su casa. La gran demanda ha desencadenado en un gran número de nuevas variantes de juego, como por ejemplo el bingo de 30 bolas, que mencionábamos antes. La historia del bingo es, sin duda, apasionante. Siendo jugado por primera vez en 1530, ha sido uno de los primeros juegos clásicos que han renacido en su versión online.